La elección de mayoritas debe pasar por decisiones bien pensadas, estableciendo como primer criterio, el número de marcas a tener por categoría, posteriormente, hay que centrarse en los mayores beneficios que podrían otorgar los proveedores. Sin embargo, hace falta más...

También, en la elección de un mayoista media la retroalimentación o comunicación con los compradores, que son los que en definitiva hacen que los productos se muevan. Su negocio puede contar con pintura aerosol, pero quizás la marca que posee no tiene los colores que los clientes buscan, por lo que el producto no rota lo suficiente.

Otro factor, a tomar en cuenta, es el precio, sobre todo cuando se está frente a mayoristas con productos similares, pero aunado al precio, también está el factor de entregas de mercadería. Un precio ventajoso muere cuando el mayorista no es capaz de surtir los pedidos al ritmo que requieren las ferreterías.

¿Y qué pasa cuando después de una negociación, usted se da cuenta que había otro mayorista que para el mismo producto otorga mayores beneficios y ventajas? Hay dos caminos, llamar a su proveedor y pedirle que revise los beneficios, o bien, el camino que no es muy recomendable, es "quitar" al primer proveedor y establecer una nueva negociación con el segundo. Lo que pasa es que esta estrategia le puede traer anticuerpos y mala imagen a su negocio.

Utilizar criterios de comparación para elegir los mayoristas adecuados es una estrategia que podría tener éxito, pero que lleva su tiempo.

Desarrollar una estrategia de este tipo, sobre todo para las categorías donde solo un mayorista posee, pueden ser posible realizarlas en menos tiempo en una feria.

Recuerde que en una feria, están varios mayoristas que distribuyen productos similares, además que las negociaciones en este tipo de encuentros, son más distendidas y los proveedores traen propuestas de negocio muy atractivas.

Es por eso que desde ya le extendemos invitación para que se venga a negociar a Expoferretera 2016.

Comment