“¿Cuántos ingredientes debe llevar la “sopa” en un buen adhesivo?”

pisos3.jpg

En un mercado tan competitivo como el de adhesivos para cerámica y porcelanatos, la diferencia la hace quien suma calidad a sus productos en vez de restarle para producir líneas económicas.

La calidad de los adhesivos para cerámicas se ha clasificado de numerosas formas, pero básicamente se puede clasificar por sus características de aplicación y resultados del producto.

Se podrían clasificar 55 características diferentes de un adhesivo necesarias para definir totalmente su rendimiento y su aceptabilidad por parte de quien lo aplique.

Entre estas, probablemente las más importantes son:

  • Fuerza adhesiva

  • Retención de agua

  • Tiempo abierto y tiempo de ajuste

  • Propiedades hidrófugas

  • Resistencia térmica

  • Resistencia a congelación / descongelación

  • Resistencia a excesivo desarrollo de deformación

  • Resistencia a hongos

  • Flexibilidad (deformabiliidad)

Sin embargo, uno de los más importantes factores son su probada fuerza de cohesión y adherencia al sustrato y a la pieza.

La adherencia de un adhesivo para baldosa cerámica se puede medir en deformación de tracción y en tensión de cizalladura. Las dos son importantes para la integridad del acabado. Fuente: www.qualicer.org

 

Tendencias de mercado

 

Si damos un vistazo a las nuevas tendencias cerámicas unen atemporalidad y materiales neutros, junto a un cada vez mayor auge de formatos que abarcan desde las más grandes a muy pequeñas dimensiones.

Especial relevancia tendrá la continuidad de reproducciones fidedignas de piedras, mármoles, maderas y cementos, aunque resalta la presencia de metales puros, aceros, terrazo.

Así se desprende del último informe realizado de forma conjunta entre el Observatorio Cerámico del Instituto de Tecnología Cerámica (ITC) y el Observatorio de Tendencias del Hábitat, integrado por el Instituto Tecnológico Metalmecánico, Mueble, Madera, Embalaje y Afines (Aidimme), el Instituto Tecnológico Textil (Aitex) y el propio ITC, de España.

Tonos grises, simulación de piedra natural y más, son lo nuevo en preferencias de colores para decoración de pisos y paredes.

Los pisos y paredes conforman las más largas extensiones en las casas y oficinas, son más que áreas para pintar porque reflejan carácter y personalidad. Sus colores, formas y brillos se notan en cada metro cuadrado, permitiendo ser vistos, admirados e incluso criticados, por eso es importante tomar una sabia decisión a la hora de renovarlos, para permitirles ser protagonistas de la decoración y el diseño. Siempre es vital la ayuda de asesores en el punto de venta.

Los consumidores finales,en su gran mayoría eligen cerámicas y porcelanatos para lograr que sus ambientes tengan estilos originales; denotando en los espacios calidez y comodidad.

Hugo Ulate